Necesidades y Demandas de las Víctimas de Delitos Violentos en Centros del Ministerio del Interior, Corporación de Asistencia Judicial y SERNAM 2010Descargar

Ejecución: Ministerio del Interior y Seguridad Pública

1. Metodología.        

2. Descripción de la Muestra.    

3. Impacto de la Victimización.    

4. Esferas afectadas por el delito.              

5. Gravedad de las consecuencias.        

6. Principales demandas de las vícitimas.        

7. Gravedad de las Consecuencias.      

8. Principales de mandas de las víctimas.    

9. Evaluación de los Servicios.            

10. Principales Conclusiones

Objetivos

 

El estudio  se centra en analizar  las necesidades y demandas de las víctimas de delitos violentos, atendidas en centros del Ministerio del Interior, Corporación de asistencia judicial Región Metropolitana  y Servicio Nacional de la Mujer.
La División de Seguridad Pública, elaboró este diagnóstico nacional en materia de victimas, cuyo objetivo es contar con información actualizada sobre las necesidades de las víctimas.

Metodología

 

• Se encuesta a 442 usuarios de los centros ya mencionados.
 
• Victimas mayores de edad, de delitos violentos.
 
• Cobertura:  Región Metropolitana.

Resultados

 

Se observa un alto impacto de la victimización en la vida de las víctimas de delitos violentos
Para el 80% de las victimas su vida se ha vuelto mucho más difícil a causa del delito.
Las dimensiones más comúnmente afectadas  por el delito son:
 
• Sicológica, los síntomas más comunes son angustia, rabia e impotencia (93%), cansancio (85%), sentirse deprimido (82%) y sufrir cambios emocionales bruscos (78%)
• Económica, para el 16,8 % las consecuencias económicas del delito son las más importante. Más de un tercio de los encuestados debió enfrentar la pérdida de su principal fuente de ingreso.
• Familiar o social, las principales consecuencias en este aspecto son la desconfianza a personas o situaciones puntuales y la necesidad de estar acompañados.
 
Las víctimas de delitos violentos sufren graves consecuencias producidas por el delito en múltiples áreas de su vida. Estas consecuencias son de importancia al margen del tipo de delito, del tipo de víctima, la edad y el sexo. 
Las consecuencias reportadas por las víctimas afectan de manera determinante la calidad de vida en términos de relaciones sociales, situación económica o estado de salud físico o mental.