Prevención de la Violencia Intrafamiliar: Programa Chile Acoge



A través de este programa, el Sernam trabaja para seguir avanzando en la prevención y atención a las víctimas de violencia intrafamiliar, y en la lucha por erradicar este flagelo en nuestra sociedad.

 

Para ello, se cuenta con 96 Centros de la mujer, que entregan atención psicosocial y jurídica a mujeres que viven violencia y 24 Casas de Acogida, (23 para mujeres y sus hijos/as que se encuentran en riesgo vital producto de la violencia intrafamiliar grave y 1 Casa de refugio para mujeres víctimas del delito de Trata de Personas.

 

Un nuevo modelo de intervención son los Centros de Hombres por una Vida Sin Violencia, 15 en todo el país, para reeducar a hombres que ejercen violencia en contra de sus parejas mujeres. Se trata de generar un cambio cultural que entiende las relaciones de pareja como vínculos entre pares, donde ambos tienen los mismos derechos y deberes, se complementan y respetan mutuamente.

 

Junto con ello, se creó el Programa de Educación Temprana, para prevenir y detectar la violencia en sus inicios. El modelo está diferencuado según el público objetivo donde se focaliza la intervención: en jardines y/o salas cunas, para tender a los preescolares, sus educadores, los apoderados y la comunidad vecina al respectivo establecimiento. Niños/as de educación básica de 6 a 13 años, de los colegios que cuentan con el programa 4 a 7 de Sernam, que cuida a los/as hijos/as de madres trabajadoras, después de la jornada escolar. Adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes entre 14 y 24 años que serán sensibilizados a través de diversas campañas y acciones de difusión. La meta es formar 25 mil jóvenes "Agentes Multiplicadores", capaces de detectar la violencia en su medio y liderar cambios de opinión y conductas promoviendo un NO rotundo a la violencia, venga de donde venga, dando el ejemplo de buen trato, respeto al otro y resolución pacífica de conflictos. 

 

También cuenta con el Fono Ayuda Violencia 800 104 008, que atiende en forma gratuita las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para orientar, apoyar y derivar a las mujeres que viven violencia, o personas que solicitan orientación para apoyar a otras que la sufren.